Tipos diversos. G.K. Chesterton

1901787_724480920924033_7570404702761883938_n

EL OPTIMISMO DE BYRON

 

El hombre que es popular necesariamente ha de ser optimista acerca de algo, aunque sólo sea un optimista del pesimismo; y éste fue, claramente, el caso de Byron y los byronistas. Su auténtica popularidad no se basaba en que protestaran contra todo, sino en que alababan algo. Amontonaban denuestos sobre los hombres, pero usaban a los hombres como un simple elemento de contraste. Lo que por comparación pretendían ensalzar eran las energías de la naturaleza.

Cuando un hombre joven puede elegir pasear solo en invierno junto a la orilla batida por el mar, cuando encuentra placer en las tormentas y las cumbres solitarias y en la melancolía sin límite de la tierra más antigua, podemos deducir con toda la certeza de la lógica que es un hombre muy joven y muy feliz.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s